Dudas existenciales, dilemas éticos.

Post image of Dudas existenciales, dilemas éticos.
Filed in Otros 4 comments

Eutanacia fotos tematicas. Foto: Erik MezaTodo profesional sanitario tiene opinión acerca de la eutanasia, tema reabierto de nuevo tras la noticia del suicidio del enfermo crónico y terminal, que sufría un tumor incurable: “Son 15 minutos. Dejas de respirar. Y fuera”. El artículo relata la entrevista de un periodista sobre las últimas horas de vida del entrevistado, analizando su calidad de vida y realizando un juicio acerca de la práctica de la eutanasia.

Dicha entrada va dirigida a reabrir el debate ético acerca de dicha práctica, desde todos los puntos de vista, ya sea conservador o más progresivo, no con el objetivo de solucionar el “problema” o polémica, sino con el afán de aprender todos los puntos de vista tanto a favor como en contra.

Algunos blogs a favor:

Muerte digna

My own corner and me

¿Sufrir o morir?

Entidades:
Asociación Catalana de Estudios Bioéticos

Asociación Internacional de Médicos Progresistas

Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente

Sociedad Española de Cuidados Paliativos

Asociación Morir en Casa


Otros en contra:

Una reflexión sobre la eutanasia

Eutanasia: catálogo de mitos

La eutanasia y sus argumentos

La última teoría geocéntrica

MEDUSS Vida y Medicina

Dignidad Humana

Entidades:
Asociación en Defensa de la Vida Humana

Provida Valencia

Una vida, una esperanza

Provida

Asociación Española de Farmacéuticos Católicos

Federación Española de Asociaciones Provida

Asociación Médica Mundial

O simplemente un blog, casi en construcción, entero dedicado a ello: Eutanasia

Frases, “perlas” o reflexiones a tener en cuenta:

“La declaración de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe define la eutanasia como “una acción o una omisión, que, por su naturaleza o intención, causa la muerte con el fin de eliminar cualquier dolor”.

“Si es el paciente el que solicita la eutanasia, debiéramos acceder. Sin embargo, se olvida que la enfermedad terminal coloca a los pacientes en situaciones muy vulnerables y, por lo tanto, su autonomía está comprometida. No sería, en consecuencia, una decisión libre; todos sabemos la angustia y la depresión que pueden acompañar a estas situaciones, lo cual nos permite ejercer verdaderamente la libertad y la autonomía. Además, se olvida también que nadie se ha dado la vida a sí mismo y, en consecuencia, uno no es dueño para decidir cuándo terminarla.”

“El antecedente de que en algunos países se permite y de que se haya legislado a favor de la eutanasia. Esas experiencias no han sido muy afortunadas, y una vez que se acepta el concepto de que uno puede matar a su semejante por enfermedad terminal, esto se extiende después a otras situaciones como malformaciones, debilidad mental, y mucha gente ve a esos seres humanos como parásitos de la sociedad. Las estadísticas de Holanda muestran que el 15% de los fallecidos mueren por eutanasia, y de estos, el 56% por “pérdida de dignidad”, la cual no figura entre las causas justificables de eutanasia.”

“La vida, por otra lado, nos pertenece; es algo personal e intransferible. De igual manera la muerte es también algo personal e intransferible. Por eso realmente creo que puede afirmarse con propiedad qué el individuo muere su propia vida y su propia muerte.

“Si en verdad nos estimamos a nosotros mismos no iremos a aspirar jamás a que se nos compadezca por nuestro estado de miseria y de dolor. Es así que tenemos el derecho de vivir con dignidad y por lo tanto se asume que también tenemos el derecho de morir con dignidad.”

“Obligar a vivir en sufrimiento es peor que permitir morir en paz. Prohibir la eutanasia es legislar en contra del más débil, del que quiere morir pero no puede suicidarse, y provoca la continuación del sufrimiento. La penalización de está castiga severamente a quien hace un gran bien según la valoración subjetiva relevante de la persona que recibe el alivio de la muerte. Los que están en contra de la legalización de la eutanasia tal vez cambiarían de opinión si se vieran en una situación desesperada y necesitaran a alguien que les ayudara a morir. Participar en una eutanasia puede ser un acto de piedad.”

“La vida es un derecho pero no un deber u obligación”

“Si la dignidad depende de la percepción del enfermo, entonces es subjetiva. Cualquiera podría decidir cuándo y en qué condiciones su vida es indigna. Por lo tanto, la sociedad debería dejar de intentar prevenir los suicidios y de luchar, por ejemplo, contra la anorexia, pues una persona podría decidir que su vida con cinco kilos de más es indigna, y suicidarse lentamente.”

“El sufrimiento es parte de la vida y, aunque se debe luchar por acabar con él, el fin no justifica los medios. “Me preocupa que, al defender el derecho a la sedación final definitiva, lo hagamos de tal forma que contribuya a fortalecer el miedo al sufrimiento y, como derivada, la intolerancia de cualquier situación que nos pueda parecer dolorosa. Porque entonces podemos legitimar socialmente actuaciones que obedezcan más a una cultura de anestesia que a una cultura de dignidad en el vivir”.

“Los participantes en los debates subrayan que debe respetarse la voluntad del enfermo. Que si el enfermo solicita que se le aplique la “muerte digna”, hay que respetar su decisión. Claro, pero lo que no dicen los defensores de la “muerte digna” es que sean los familiares, y no el medico, los ejecutores de la decisión. En este asunto, como en otros muchos, los “filósofos” que son invitados a los debates, o son unos ingenuos, unos ignorantes o unos manipuladores. Pretenden retomar el pensamiento de las culturas paganas -como en la Grecia clásica- para insertarlo y convalidarlo en la cultura moderna de tradición judeo-cristiana. No es de extrañar este pensamiento ante el avance del existencialismo, el ateismo y el agnosticismo que se está instalando en la sociedad internacional.”

Abierto queda el debate…
Saludos

URL corta: http://enfsr.es/KLJJ7P
Posted by FisioAso   @   7 diciembre 2010 4 comments
Tags : , , ,

4 Comments

Comments
Dic 8, 2010
15:20

Un tema escabroso, en mi caso no he tenido que encontrarme en una situación propicia para plantearme seriamente la posibilidad, pero en casos extremos creo que tras pasar una valoración psicológica, que acredite que la persona es plenamente consciente de lo que significa y no se debe a un momento de debilidad, no debería estar penada la eutanasia. Soy de los que piensa que una muerte digna en algunos casos es mejor que una vida de sufrimiento, pero a ver quien es el bonito que legisla eso…

Dic 8, 2010
17:30
#2 Fisioaso :

Bueno, para legislar un tema ético, filosófico y religioso, se necesita mucha parte de filosofía, planteamientos de ambos lados, etc. En el sistema español, la parte ejecutora es la política, y si los ciudadanos no lo piden o no se manifiestan, ellos serán quiénes decidan por nosotros, y sinceramente, no es plan.
Ya lo hicieron así con el aborto, sin contar con opiniones, simplemente harán o desharán a su antojo, sino ya verás cuando suba el PP al gobierno.
No me gusta que los pacientes estén en manos de los políticos, y menos los terminales, ya me gusta poco que lo estemos los más autónomos…

De todas formas, creo que mi posición en éste tema no se dista tanto del tuyo, hay muchos puntos fuertes a favor, aunque también los tengo en contra, tal y como se acabaría regularizando éste tema, quien puede abusar de ello, el sistema puede llevarnos a malas praxis, etc.

Ago 9, 2012
3:09
#3 Manuel :

Soy de la opinion de que si fomentamos y legalizamos la eutanasia deberíamos hacer lo mismo con otras clases de suicidio. Existen sufrimientos vivenciales y sicológicos mucho peores que los causados por una dependencia. Creo que la divulgación de la eutanasia no es más que la forma más ruin y nefasta que ha encontrado la sociedad para deshacerse de aquellos que ya no la aportan nada y suponen un lastre económico.

Ago 9, 2012
12:35
#4 FisioAso :

Comprendo tu postura y la respeto, aunque he visto tipos de sufrimiento que sinceramente (y no por el aporte social o gasto que supongan sino por empatía o “irritación” de mis neuronas espejo) no valen pasar por ello, y más cuando sabes que la evolución de la misma enfermedad no augura futuro alguno aunque reciba cualquier tratamiento fisioterápico o médico. El ejemplo que más me choca es la ELA, ser prisionero de tu propio cuerpo, a la espera de una muerte y con la esperanza de vida ya marcada en tu destino y calendario. Allí, quieto, ahogándote en tus propias secreciones, sin poder hablar, comunicarte con el exterior, inmerso en tus propios pensamientos sin poder exteriorizar, esperando… Eso es sufrimiento con mayúsculas, ¿y para qué?

Leave a Comment

Name

Email

Website

Previous Post
«
Next Post
»
CrossBlock designed by DeltaManual.Com  |  In conjunction with Web Hosting   |   Web Hosting   |   Reverse phone