Logopedia y Fisioterapia

Post image of Logopedia y Fisioterapia
Filed in Fisioterapia General 4 comments

disfagia_graficDurante el transcurso de mi trabajo en la Asociación de Parkinson de Asturias y charlando con una de las profesionales del equipo multidisciplinar, concretamente con la logopeda, planteamos abarcar una temática muy olvidada que afecta directamente a los padecientes de parkinson, los trastornos de la deglución.

Y es que el trabajo conjunto entre ambos profesionales pueden mejorar la calidad de vida del paciente, implicando directamente la alimentación de éste, donde se verán repercutidas positivamente aspectos fundamentales de la salud. Ya sabéis, la alimentación lo es casi todo para cualquier enfermo.

Pero a lo que vamos, coordinar el trabajo del logopeda conjuntamente con el fisioterapeuta para reeducar cualquier trastorno de la deglución, junto con la respiración y las técnicas de expectoración, incidirán en los hábitos de nuestro paciente y evitaremos atragantamientos y bronco-aspiraciones que pueden derivar en infecciones graves del aparato respiratorio.

Por ello, el trabajo del logopeda cobra especial relevancia ya que dedica a enseñar al paciente cómo deglutir correctamente los alimentos a través de sus diferentes fases:

1º- fase pre-oral: Facilitarle todas las condiciones para que el paciente realice el acto de comer de la manera más eficaz posible, como sería, tener un horario adecuado y acostumbrarse a él para la ingesta (no apetece comer pescado a las 8 de la mañana). La situación de las herramientas deben estar de la forma más idónea, tanto plato, cubiertos, vaso servilleta… La ingesta debe realizarse con el tiempo suficiente para el paciente, no correr! (sabemos que en muchas residencias, centros de día… algún que otro personal sanitario da de comer a un ritmo demasiado rápido). Y por último los alimentos tienen que ser apetecibles y servidos debidamente.
Durante ésta fase pre-oral, los profesionales deben tener en cuenta y valorar cómo el paciente lleva correctamente el alimento a la boca, cómo abre los labios y la mandíbula inferior y cómo los cierra, además de morder o tomar una porción de alimento con los labios o con los dientes.
Todo ello puede incidir y actuar tanto logopeda como fisioterapeuta, irán con un trabajo multidisciplinar hacia la misma dirección.

2º- fase oral: En ésta fase el alimento ya está dentro de la boca, y dónde se valorará el masticar con los labios cerrados, mover el bolo alimenticio dentro de la boca para ponerlo de nuevo en posición de masticar (es decir, de un lado al otro para triturarlo con las muelas) y finalmente y una vez bien masticado, mover el bolo hacia atrás.

3º- fase faringeal: En ésta fase el bolo se desliza hacia la faringe donde un estímulo sensitivo inicia el proceso de deglución de una forma automática, de forma que la glotis se cierra (sino iría el alimento hacia el “otro canal”, el respiratorio y nos ahogaríamos), se abre la vía digestiva y finalmente se cierra la tráquea.
Una manera de comprobar si existe éste mecanismo, es realizando justo el contrario, el de devolución o vómito, puesto que es el movimiento contrario, donde las estructuras realizan el mismo movimiento pero con los tiempos opuestos. Por ello, colocamos el depresor lingual despacio hacia la parte posterior de la lengua, y cuando surja el reflejo del vómito (paramos, ya que no queremos que el paciente nos vomite) es que conserva el de la deglución.
Otro de los mecanismos que existen en ésta fase, y es importante tenerlo en cuenta, es el de la tos, puesto que si algún alimento se cuela por la vía inadecuada, se expulse rápidamente para no obstruir ésta.

4º- fase esofagial: Donde el alimento ya se está transportando por el esófago a través de sus movimientos automáticos llamados peristálticos, hasta llegar a la apertura y cierre del cárdias, donde es importante que haya una ligera presión sobre él (sensibilización). Una vez está en ésta fase, es muy importante que las estructuras implicadas en la fase oral estén ya relajadas, boca, lengua, etc.

En logopedia se actúa sobretodo en las dos primeras fases, puesto que fase faringeal y esofagial son automáticas e involuntarias, y por eso el profesional incidirá sobre la fase voluntaria, donde intervienen la lengua, labios, mandíbula, carrillos, musculatura de la cara, etc. Pero todas ellas no solamente tienen como funcionalidad la deglución, sino que además las usamos para la respiración, la comunicación no verbal (mímica) y comunicación verbal. A todo ello, el/la logopeda también plantea como objetivos mejorar esas funciones y aplicará el tratamiento más oportuno para rehabilitar esas estructuras.

El fisioterapeuta puede actuar a nivel de la respiración, con el objetivo de aumentar la capacidad ventilatoria, mejorar la movilidad de las costillas, reeducación de la respiración abdomino-diafragmática, disminuir el tono muscular de los pectores tanto mayor como menor (normalmente acortados por utilizar una respiración más superficial, usando la zona costal superior)… Y además a nivel postural, ya que si no es la correcta, la ingesta se vuelve más dificultosa, como por ejemplo, no mantener la cabeza a 90º con respecto al cuerpo, ya que es la posición idónea para que el esófago pueda ejercer su función correctamente (aprovecha la fuerza de la gravedad).

Sin duda la falta de extensión selectiva de tronco, o llamada también enderezamiento de tronco, muchas veces propician alineaciones de la cabeza con respecto al torso inapropiadas, hecho que repercute por ejemplo en una posición mantenida en extensión de cabeza, con todo el tracto orofacial completamente desalineado, generando la problemática que todos ya conocéis. Por tanto, si existe problemática típica de disartria o deglución, el trabajo postural puede facilitar las complicadas tareas de la fonación, así como las de tragar, debido a que las acciones musculares se verán más favorecidas para desarrollar correctamente su rol.
Además, puede tratar problemas de ATM (articulación temporomandibular), facilitar la contracción de los músculos de la mímica (ciliar superior, ciliar inferior, nasal, orbicular del ojo, elevador de la boca, orbicular de la boca, buccinador, depresor del labio…), trabajar la sensibilidad de la cara, trabajo a nivel de cuello (hipertonia en músculos escalenos y esternocleidomastoideo, por la respiración costal superior), trabajo de la fascia craneal…

Así que, éstos dos profesionales pueden ir encaminados con los mismos objetivos para tratar de mejorar la calidad de vida de sus pacientes, y en nuestro caso concretamente, a los que padecen Parkinson, que tienen alteraciones que afectan directamente a todo lo que se ha descrito anteriormente.

Feliz lectura

URL corta: http://enfsr.es/KLJEkt
Posted by FisioAso   @   18 octubre 2011 4 comments
Tags : , , ,

4 Comments

Comments
Nov 29, 2011
22:32
#1 Carlos :

Hay un gran desconocimiento de la fisioterapia y (sobretodo) la logopedia en este campo, así que felicidades y gracias por contarlo, hace falta, y mucho.

Feb 23, 2013
0:58
#2 hilda :

Cada día me convenzo mas que somos afortunados, tenemos los mejores profesionales, gracias chicos

Trackbacks to this post.
Leave a Comment

Name

Email

Website

Previous Post
«
Next Post
»
CrossBlock designed by DeltaManual.Com  |  In conjunction with Web Hosting   |   Web Hosting   |   Reverse phone